Phenomedia Especial. Japón, un lugar para vivir (Parte 1)

Publicado: noviembre 19, 2009 en Actualidad, Aprender, Educacion, Phenomedia, Piensa y Lee eres Tú

Hola a todos, pues bueno en la pequeña ausencia de nuestro anfitrión (por ocupaciones varias) hoy entrego mi Phenomedia, sí, siempre ha sido un deseo hacer esta sección y agradezco mucho el espacio que nos brindas Adri.

Desde mi regreso a la patria, he podido notar muchas más desventajas con respecto a Japón. No sólo en cuanto al transporte o a la educación o limpieza, sino que he observado cuáles son las pequeñas cosas que marcan la diferencia. Si ya en cuestiones de educación y civismo Japón se me antoja un país muy superior y más agradable que el malogrado intento llamado México, estas pequeñas cosas convierten cualquier argumento en contra de Japón en una llana pataleta. No obstante, como admiradora del cambio que soy, creo que algunas de estas pequeñas grandes cosas podrían ser un día adaptadas a nuestro país. Eso espero, por el bien de todos.

  • Máquinas expendedoras

En general, el mundo de las máquinas expendedoras japonesas pertenece al futuro si lo comparamos con el ridículo y canalla sector del vending nacional. En primer lugar las máquinas expendedoras japonesas, al contrario de la gran mayoría de las nuestras, aceptan billetes (sin poner excusas). Esto que parece una estupidez, para mi supone una gran ventaja, ya que así actúan al mismo tiempo de improvisadas máquinas para conseguir ese cambio que tantas veces nos hace falta para utilizar la fotocopiadora u otras máquinas que sólo van a monedas y que por pudor no mencionaré aquí.

Además, el precio de las bebidas en estas máquinas suele ser el mismo vayamos a donde vayamos, con una ligera oscilación, como mucho, de diez yenes, una miseria. Por otra parte, la oferta de bebidas y de tipos de máquinas expendedoras es muchísimo más amplia. Aquí en México es vergonzoso y aburrido tener que enfrentarse a las cinco o seis bebidas de siempre (propiedad de la misma empresa).

  • Bicicletas

Ya es conocido aquello de que en Japón uno puede circular tranquilamente en bicicleta sin necesidad del fallido, peligroso y poco respetado “ciclo carril”, sin que los viejos y viejas se quejen y luchen por acaparar cada centímetro de acera, y pudiendo dejarla en casi cualquier sitio sin candado sin riesgo a que la roben. Japón es el paraíso del ciclista. En México, en cambio, iniciativas como bicicleta en el metro, ve al trabajo en bici simplemente son una ridiculez por el carácter egoísta y vandálico del mexicano, y por la ineficacia de las autoridades (in) competentes. Además, cuídese uno de no dejar la bicicleta en la calle sin vigilancia (o con ella), ya que por muchos candados que ponga, desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos, o será destrozada.

  • Atención al cliente

En Japón el cliente es Dios (como debe de). Salvo extrañas excepciones, el trato a uno como cliente siempre es excepcional y respetuoso, diligente y eficaz. Si en algún momento uno recibe un mal trato, una queja a la empresa será suficiente (y escuchada) para recibir toda una serie de disculpas y tributos. Así es. En México más de una vez, más de dos, y más de tres la persona al otro lado del mostrador parece que te está perdonando la vida en lugar de atenderte. Muchas personas que atienden de cara al público (tipo lyfc) dedican sin pudor tiempo a conversaciones personales mientras esperas, y las reclamaciones de poco o nada sirven, salvo honrosas excepciones. La atención al cliente en Japón es otra de esas cosas que son enormemente superiores a lo que tenemos aquí.

  • Puntualidad y palabra

Si en Japón te dicen que el libro que encargaste estará el lunes, estará con un 99.99% de seguridad el lunes. En el poco tiempo que llevo en México desde mi vuelta, he sufrido el vapuleo de empresas (que no nombraré) que no han cumplido su palabra, retrasándose y dándome largas hasta durante 15 y 20 días. Aquí, mal que nos pese, es la tónica general. En Japón por norma general la palabra se cumple. Es algo que admiro y que todos deberíamos dar pie, y especialmente algo que aquellos responsables de empresas, deberían apuntar.

  • Desfibriladores

En Japón, en todas las estaciones y edificios públicos hay desfibriladores. Es así, y es posible y muy útil, por muy extraño que parezca (la salud es primera). Son mecanismos sencillos de usar, y cualquier persona que haya hecho un curso de primeros auxilios (encargados de las estaciones, policía, voluntarios, conserjes, etc. Lo presentan de forma OBLIGATORIA) saben utilizarlos. Esta iniciativa ha salvado ya miles de vidas en Japón. ¿Alguien piensa que esto sea posible en México? Yo creo que no. Si aquí los más estúpidos hasta roban el martillo para romper el cristal de la salida de emergencias de los autobuses, o rompen las mangueras y roban los extintores.

  • Prácticas laborales

Algo que en Japón no hay por una razón muy sencilla: porque los empresarios japoneses han aceptado de buen grado que la esclavitud se aboliese. En México todavía estamos hablando de prácticas no remuneradas o mal remuneradas como un favor que se hace a los universitarios y estudiantes de postgrado. Una estafa apoyada por todos los miembros del gobierno, y fomentada por unas universidades que no saben qué hacer con tanto “licenciado” al que se le envía a la calle sin futuro y desamparado. Por cierto que en Japón un sueldo “normalito” ronda los 38,789.40 pesos mexicanos, y tal como están las cosas ahora mismo, la vida no es mucho más cara que en México como se ha hecho creer al ganado. Aquí hay que estudiar una carrera, hablar dos idiomas, tener una maestría, haber hecho “prácticas” gratis y ejecutar una voltereta para poder acceder a un sueldo de 7.000 pesos mexicanos con un contrato precario y con prestaciones por ver si te las dan, eso sí no te tocó ese fascista sistema del outsourcing.

  • Reciclaje

La estricta política de basuras de Japón, aunque algo incómoda (al principio), supone una grandísima ventaja para la ciudad y para el ciudadano. En México no es raro pasear por la calle y ver un sofá al lado de un contenedor también desbordado, además de cientos de bolsas de apestosa e insalubre basura calentándose bajo el cielo veraniego. Esta es una escena que se puede admirar y oler en el mismo centro de ciudades como el D.F.. En Japón hay, como en todos los países, mucha basura. La diferencia está en que su política de residuos evita situaciones tan insalubres como la descrita anteriormente, y menos aún huelgas de basureros a costa de la salud pública.

  • Televisión educativa

¿Imaginan un canal público donde aprender inglés, alemán, ruso, checo, árabe, francés, italiano, portugués, chino y coreano? Existe, es la NHK, la televisión pública japonesa. Algo así es imposible en México. De hecho, lo único que ha hecho la “televisión mexicana” por los idiomas ha sido plaza sésamo y había que levantarse a las siete de la mañana para ver un programa rancio y sin gracia. La televisión educativa y pública en Japón es otra de las cosas muy superiores en comparación con lo que tenemos, donde lo más educativo que ha dado la televisión ha sido la academia de estúpidos o enamórate de una idiota.

Estas son algunas de las cosas por las que una servidora considera a Japón como un país superior a Méxcomo un país superior a Españaurcing an, eso splemente son una ridiculezd que se derrumba (aun cuando nunca tubo  ante el podeico, muy muy superior. Obviamente cualquier persona puede presentar sus argumentos en contra (que siempre los habrá y por eso nunca crecerá el país), pero con una excepción: tienen que ser argumentos que combatan lo presentado aquí. No valdría, por ejemplo, decir: “En Japón está la Yakuza” o “En Japón no hay cerveza a cinco pesos”. Así que nada, esta es mi visión de la vida y de las cosas por el momento.

Saludos

°°Diva°°

継続…

Anuncios
comentarios
  1. Lo reduzco todo a una palabra: CULTURA (en todas sus acepciones posibles).

    ¿Sabes algo Diva? Sueño con poder andar por mi ciudad en bicicleta.

    A tu aportación la llamo ilustrativa.

    Por cierto, que haya pensamiento diverso o pensamientos en contra entre las personas, no necesariamente implica que el país no crecerá; lo implica sí y sólo sí aquel pensamiento “distinto” carece de fundamentos objetivos o si está basado en la cerrazón más que en el genuino deseo de debatir. El día que los humanos pensemos todos igual y perdamos la capacidad de poner en duda nuestro propio actuar y decir, estaremos perdidos.

    Te diré una cosa, creo que Japón tiene mucho que enseñarnos (en general, creo que uno puede aprender lindas cosas de cada país, pero creo que también uno puede ser un poco crítico y no imitar aquello negativo). Japón es un país con gente trabajadora (levantarse como lo han hecho después de Hiroshima y Nagasaki no es baladí) y con una cultura digna de aprenderse; a pesar de todo ello, me pregunto ¿por qué posee ese altísimo índice de suicidios entre su juventud? Es decir, no olvidemos que el “progreso” tiene también sus vericuetos y que deslumbra más de lo que ofrece; la cultura globalizante (yo la llamo cooltura) presenta -si no se está bien blindado- una desventaja: confronta al ser humano frente al vacío de la vida. Si la vida de los jóvenes gira toda alrededor del reconocimiento de los demás, de alcanzar -como si se tratase de máquinas- sus objetivos, de la computadora, del animé, etcétera, y si se ha perdido la capacidad de goce frente a los momentos más humildes y frágiles que nos regala la naturaleza, ni toda la limpieza, ni la esterilidad, ni la ciencia, ni el orden de una sociedad podrá anclarlo a la vida -al joven- si éste no tiene una conexión profunda con su entorno, con su Tierra.

    En ese sentido, es menester tener bien claro a qué nos referimos cuando se dicen cosas del tipo “sociedad avanzada”, “sociedad atrasada”, etc. El progreso, por desgracia, no es homogéneo. Puede haber mucho progreso tecnológico, pero cero progreso moral, por ejemplo. El óptimo es -por supuesto- lograr que la razón científico-técnica siga avante y, al mismo tiempo, alcanzar un equilibrio en lo moral, en lo espiritual, en la forma en que nos relacionamos con el planeta (servirnos de sus recursos sin depredarlo), etcétera.

    AQUÍ, una explicación del suicidio en Japón. Lo lastimero del asunto es que tiene que ver con esa necesidad de “progresar”. Por cierto, no es la información más fidedigna -seguro hay reportes y/o estudios más fiables. Sin embargo, es un primer dato y arroja luz interesante sobre el fenómeno:

    http://666darksoul666.blogspot.com/2009/07/por-que-se-suicidan-los-japoneses.html

    Mi aportación, Eleutheria.

    “EL QUE SE ATREVE a pensar, se niega a someterse al espíritu de una época.”
    Simone Weil

  2. Hola a todos,

    Muchas gracias por tus aportaciones Diva, somos soñadores bastantes endormecidos y no vemos hasta cuando vayamos a despertar, coincido mucho en que Japón tiene mucho que enseñarnos, hace poco empece a publicar en mi blog sobre la tecnología de Japón y es que cada que encuentro un tema que publicar me quedo estupefactamente sorprendido.

    En efecto nos falta demasiad cultura en todos loa ambitos, aunque podamos generalizar muchos aspectos voy a ser especifico en cuanto a mi profesión, asi como hay gente que tiene mucha logica computacional, tambien hay mucha gente que se cierra e ignora y le gusta ignorar respecto al tema, si bien hace unos 10 años se decia que en México, es decir ahora quien no supiera computación seria un analfabeta, estamos tan atrasados en todo que ese tema ya ni siquiera se toca y miren que he batallado mucho con mi gente en darles una buena cultura informatica y creanme no entiendien.

    Bueno fui muy especifico en cuanto cultura infromática, pero volviendo al tema nos hace mucha falta cultura general, empezando por cambiar nuestra actitud.

    Bueno les dejo unas ligas que publique acerca de Japón especificamente una compañia que inicio en 1922 y vean como ha crecido ene se tiempo y no solo se dedica a la infraestructura si no que también basan sus riquezas en la investigación, diseño y creación de Robots, de hecho Japón es el primer lugar a nivel mundial en la fabricación y el empleo de robots y hay un tema que tal vez me vi muy ignorante, pero que será del ser humano cuando se vea reemplazado por los robots, etc. bueno como que cambio mucho de tema pero como pueden ver me apasiona la tecnología:

    La siguiente liga es referente a la compañia corporativa de la que les hablo “Kawada Industries Inc.” en este tema publique fotografias de la infraestructura que ha creado esta compañia:

    http://inetworks.wordpress.com/2009/11/20/kawada-industries-inc/

    Robots HRP-2 y HRP3

    http://inetworks.wordpress.com/2009/11/20/mechatronics-hrp-2-y-hrp-3-de-kawada-industries-inc/

    Robots Nextage

    http://inetworks.wordpress.com/2009/11/20/kawada-fabrica-robots-para-las-industrias/

    Diva gracias por el tema, saludos y me saludas a mi amigo Adrian, bye.

    • °°Diva°° dice:

      Hola Arnulfo

      Mira, gracias por tu comentario, sabes una cosa creo que todos nosotros quienes hemos vivido el cambio de siglo y somos una generación intermedia del siglo XX y XXI aun hoy (al menos en México) estamos no diría lejos, sino a años luz de un sistema tecnológico como el de Japón, es más siquiera a nivel de Brasil (dueño de la computadora MAS rápida de América) es increíble el rezago tecnológico del País, es muy lamentable ver como la gente (en su mayoría) teme tocar siquiera un mouse por que piensan que eso no es para ellos, cuando en otros países es de lo más común no cabe duda de que la gente está con una dependencia clara de que les hagan todo y no les gusta aprender cosas nuevas, y en parte eso da este mediocre país.

      Muy buenos los artículos, por cierto te aporto algo también, viste que aquí por ejemplo a quienes nos fascina la cultura y la forma de vida de Japón en ocasiones somos víctimas de ese típico mexicanismo de burla a otras culturas, pero allá son cosa seria, todo, y una muestra es por ejemplo una actividad de fama mundial como lo es el manga, en Japón es una CARRERA UNIVERSITARIA, y no por ello son dignos de burlas ¿O si?

      Conocí La Universidad Kyoto Seika, que fue la primera en ofrecer programas de estudio universitarios relacionados con el Manga en el año 2000, y además planea lanzar un programa de posgrado con grado de Maestría en investigación en Manga para el inicio del periodo académico 2010.Este programa es pionero en Japón y busca profesionalizar aún más la industria del Manga. Contará con profesores como los mangakas Keiko Takemiya, Akira Saso y el traductor de manga y antropólogo Matt Thorn. En primera instancia, se crearán sólo 20 cupos a los que deberán postular los estudiantes interesados.

      Es un sueño estar ahí y creeme faltan siglos y creo que nunca siquiera se lograra imitar este modelo de país.

      abrazos y ya le doy tus saludos

      °°Diva°°

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s