Piensa y Lee Especial. La Caída del Muro de Berlín

Publicado: noviembre 9, 2009 en Actualidad, Aprender, Conciencia, Cultura, Documentales, Educacion, Noticias, Piensa y lee, Reflexion, Videos, YouTube

Tras una semana repleta de compromisos regresamos con todo, bienvenidas y bienvenidos a Piensa y Lee, estamos muy contentos pues nos acercamos a las veinte mil visitas, un lujo y un placer poder tan rápi ramos a las veinte mil visitas, un lujo y un placer poder idas y bienvenidos a Piensa y Lee, estamos muy contentos pues nos damente lograr posicionar al sitio, por supuesto esto gracias a todas y todos ustedes.

Hoy nueve de Noviembre, se conmemora la caída del legendario muro de Berlín, símbolo del imperio Nazi y testigo del cambio de una era, nadie esperaba aquél nueve de Noviembre de 1989 la caída del Muro de Berlín. Es cierto que había rumores de que algo estaba en transformación: los votantes Polacos habían expulsado a sus líderes comunistas y el líder soviético Mijail Gorbachov había hablado de la necesidad de cambio. Pero en los primeros días de Noviembre de 1989 no había razones para pensar que el muro no seguiría estando en pie a final de ese mes, como lo había hecho durante largos veintiocho años. Por eso, cuando se derrumbó, nadie sabía realmente qué hacer. Días antes, la policía secreta de Alemania Oriental, la Stasi, no esperaba novedades. Y los medios internacionales sin duda fueron tomados por una abrumadora sorpresa.

Los analistas habían pensado en escenarios de regímenes comunistas más flexibles, pero nada equiparable a los cambios que se extenderían por toda Europa del Este, simbolizados en su mayor expresión en la decisión confundida (y confusa) de abrir el muro. No estaba nada claro. Si ese suceso era imprevisible, los analistas tampoco estaban preparados para el resto de los acontecimientos subsecuentes de 1989. Siguiendo el camino trazado por Polonia y Alemania Oriental, varios Países comenzaron a enfrentarse a sus líderes comunistas, en un efecto dominó que al final llevó al colapso de la Unión Soviética (U.R.S.S.) en 1991. “Lo recordamos como un gran acontecimiento, pero en realidad fue una serie de sucesos”, señaló Andrew Wilson, miembro del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores. El cambio principal que se produjo hace 20 años fue que, llegado Enero de 1990, la gente asumió que el estatus quo (o algo muy parecido a éste) se impondría de manera definitiva. En retrospectiva, muchos de los sucesos han sido simplificados, pero Wilson subraya que nunca estuvo claro cómo acabaría todo. Las élites gobernantes podrían haber endurecido sus posiciones y haberse negado a dejar el poder. El Ejército soviético podría haberse opuesto a Gorbachov y tomado el control en la región. “Está claro que hasta los manifestantes se sorprendieron por el curso radical de los acontecimientos que se produjeron“, según Wilson.

La caída del muro sigue siendo sin duda el suceso icónico más relevante del derrumbe del comunismo en toda la región, pero en verdad fue sólo uno de muchos. Wilson destaca que, en muchos sentidos, lo que inició la bola de nieve fueron las elecciones Polacas en 1989, en las que el Partido Comunista fue barrido del poder. Más adelante, los vanos intentos televisivos del líder rumano Nicolae Ceausescu de tranquilizar a una multitud rebelde fueron otro signo de que estaba llegando de verdad el final del comunismo. Esos hechos iniciaron una aventura de veinte años que sigue hasta hoy. Una región al completo debía aprender a dejar atrás la dictadura y a tratar con la democracia y el capitalismo. Países de África, Asia y América, como Cuba, tuvieron que arreglárselas con la pérdida de benefactores y un nuevo contexto político internacional.

Y todo el tiempo, los ciudadanos de la región tenían que aprender a enfrentarse a lo nuevo, preguntándose qué querían salvar del pasado. La cuestión creó toda una industria basada en la nostalgia con objetos que recuerdan, si no a los “buenos viejos tiempos”, al menos sí a un pasado en el que las cosas eran a menudo más simples. También hubo desacuerdos. Algunos querían mantener el socialismo, pero sin el régimen dictatorial aplicado en el siglo XX. Las lecciones económicas fueron difíciles al principio, y muchas de ellas vuelven a aprenderse en el marco de la actual “crisis financiera” mundial.

Pero sin importar cual fuera la actitud de cada cual, algo está claro: entonces no había vuelta atrás. Moscú ya no podía dar su apoyo político para hacerlo.

La gran estructura de 156 kilómetros y casi dos metros de altura que rodeaba Berlín Oeste y a sus habitantes se cobró la vida de más de 1.300 personas durante los 28 años que permaneció en pie. El Muro de Berlín partió a una ciudad en dos y dividió a un país con una estructura de 700.000 toneladas de acero, perros adiestrados para el ataque y trampas mortales. Su caída repentina reunificó Alemania y produjo el derrumbe del comunismo. Así, todas las estatuas de Lenín terminaron en el fondo de un depósito acuático, a 12 metros bajo la superficie de un mar azul-verdoso. En América Latina, como en el resto del mundo, implicó un cambio profundo de mentalidad y de orientación política.

Nos dejó además enseñanzas claves, no podemos simplemente dividir los Países (aún entre ellos mismos) con muros de la vergüenza y de lamentos, hoy en día por ejemplo en México existen millones de muros qué cotidianamente son levantados, algunos sobreviven desde épocas del imperialismo y son los que a fin de cuentas mantienen al Estado cercado por medio de la ignorancia y la incompetencia, dos muros muy rígidos y sólidos que a pesar del tiempo no han logrado ser derribados por nadie.

Debemos comprender siempre qué aquél periodo de racismo, discriminación y xenofobia está siempre latente a repetirse aun cuando no se tenga un constante flujo de visitantes extranjeros, sucede entre personas del mismo País y esto no solo es grave, es sin duda una de las razones qué nos hace caminar por la débil cuerda del genocidio y la fosa de la auto-exterminación.

A veinte años, todavía hay lugares donde no se aprendió la lección impuesta por el simbólico Muro de Berlín.

Desde aquí, un homenaje a todas y todos los caídos en pos de un mundo mejor.

Gracias por sus enseñanzas.

Piensa y Lee

Anuncios
comentarios
  1. °°Diva°° dice:

    Hola Adri

    Excelente el artículo, de verdad, me parece qué toda Europa aprendió del error del muro, y se transformó en una nueva sociedad, una sociedad preocupada y ocupada de su vida política y eonómica, como me gustaría que algo así pasará por estas tierras, pero difícil muy difícl de ver será.

    ¿Se merece México un muro? No sé, pero creo como acertadamente comentas, cada persona con su apatía y desidia lo levanta y cimenta a diario.

    Gracias por el artículo.

    Un enorme beso
    mmmmmmmmmmmuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    °°Diva°°

  2. Alejandra dice:

    ¿Cómo podemos aprender aquí de algo qué nunca sucedió?

    Es verdad que el acontecimiento del muro en toda Europa dió una lección tremenda y no solamente ayudó a dar las bases para la sociedad europea de hoy día sino además les brindó una natural preocupación por su sistema político y social, respecto al caso de México bueno pues no tenemos más que salir a la calle y darnos cuenta de la terrible realidad y sobre todo de la terrible apatía del pueblo, por qué aunque no se deje ver y tocar hay un gran muro entre los de la élite y el pueblo, y no sé si podremos tirarlo como el de Berlín.

    Gracias por la reflexión.

    Ale
    😀

  3. […] Leer contenido completo : Piensa y Lee Especial. La Caída del Muro de Berlín […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s